Mi Historia

Ya desde niña me llamaba mucho la atención la belleza de los colores, formas en toda su expresión y no solo mirar y gozar, sino crear las cosas con mis manos.

Nací año 1975 en Zhytomyr, Ucrania y crecí en una familia sencilla trabajadora con los valores familiares y de disciplina donde ambos papas eran talentosos, mi mama excelente modista y mi papa paleta con premios importantes por su trabajo.
Entonces tenía muy pocos juguetes, jugaba con las materiales naturales y con flores, hacia muñecas, coronas, collares. Cuando crecí un poco y podía tocar la máquina de coser, creaba la ropa para mi muñeca grande que me compró mi abuela para mi cumpleaños.
Todo lo que veía con mis ojos lo quería transformar en lo más bello. Sacaba ideas de las revistas para coser, cocinaba y decoraba los pasteles para las fiestas familiares, aprendí tejer para poder llevar los jerséis de moda.
Era muy buena estudiante y deportista , por eso esperaban de mí que vaya a estudiar a la universidad economía, pero yo escogí ser profesora con los niños de 3 a 7 años. Los amaba, sentía que es lo más valioso de este mundo. Tenía inquietud de descubrir a desarrollar el potencial del niño jugando, experimentando y también buscaba otras maneras de educación no tan estrictas como he vivido en mi casa. En fin… sabía que tenía talento para las actividades manuales, tenía imaginación y me gustaba jugar.
Cuando llegué a Blanes año 2001 una temporada de verano, decidí quedarme aquí y darme una nueva oportunidad de vida y mejor futuro para mi hijo. Aquí me enamoré del mar, he descubierto la gente muy amable, abierta, generosa. Tenía 26 años y tenia mucho entusiasmo por aprender y encontrar un empleo. Fue un gran reto empezar de cero sin saber idioma, ni poder convalidar mis estudios,
Año 2006 empecé a trabajar en la galería de Arte.  Trabajaba por las tardes y tenia inquietud de estudiar. Empecé a buscar que es lo que podía aprender combinando con mi trabajo. Por las circunstancias me presentaron la posibilidad de estudiar el oficio de joyería. Fui un día a la escuela de JORGC de Barcelona y me fascinó el hecho que pueda crear piezas preciosas por mí.

Me acuerdo de la emoción después de hacer y pulir mi primer anillo, me sentía un mago.
Ahí descubrí gente maravillosa: profesores, compañeros, dirección. Nos apoyamos y compartimos las ideas constantemente. Es un oficio de concentración y precisión máxima, de esfuerzo, paciencia y creatividad. Como cosa curiosa, el 80% de toda escuela éramos del signo Acuario:) El primero año de estudiar gané un premio público en el concurso de FAD Barcelona, fue inesperado y muy motivador para mí. La suerte que tenía es que ya desde las primeras joyas que hacia como ejercicio las podía mostrar en la Galería de Blanes donde trabajo.
Al escuchar las opiniones de las personas que veían mi trabajo entendía que tengo no solo buenas manos sino también una creatividad desbordante.  Observando los artistas que exponíamos, me identificaba con ellos por mi forma de ver y sentir las cosas. Entonces mi vida se dividía en dos partes: por las tardes a la galería soy la que organiza, gestiona las redes sociales, procesa los datos y el resto del tiempo en pasión por crear con mis herramientas, dibujar, manejar los materiales, crear texturas…
Encontré mi identidad artística con este logotipo que parece una mariposa que en realidad es una perspectiva de un anillo que refleja un espíritu espontáneo, libre, creativo…

Año 2020, cuando empezamos con los confinamientos por la pandemia, decidí formarme en el diseño de la joyería en 3D con el Jewelry  Cad Dream  Software . Me ha dado un gran salto en mi profesión.

logotipo de mila kuzmenko jewelry

Doy las gracias a todos y a todas los que confiáis en mis creaciones.

Crear – es algo que uno no escoge, sino que se manifiesta desde dentro y empuja a coger herramientas para materializar lo imaginario.

Sigo aprendiendo y creando joyas que tengan sentido, que sean para una ocasión especial .


¡Cuéntame tu idea 
Hasta siempre!!